«

»

Mar 11

El contenedor amarillo

Share Button

El tirar toda la basura al mismo contenedor forma ya parte de nuestros hábitos del pasado, en la actualidad reciclamos y el objetivo es hacerlo cada vez más, recuperar la máxima cantidad de basura posible para darle una utilidad.

Uno de esos residuos que son los que se depositan en el contenedor amarillo. En general deben depositarse todos aquellos envases comercializados en el mercado nacional e identificados por el símbolo del punto verde, como son:

  • Metal: Latas de bebida y de conservas, papel de aluminio, chapas, tapas, tapones de metal, bolsas y recipientes de aluminio para alimentos.
  • Plástico: Botellas y brik, envases de productos lácteos, bandejas y cajas de corcho blanco, hueveras de plástico, tapas y tapones de plástico, recipientes de plástico de productos de aseo y limpieza, bolsas de plástico comerciales (se excluyen las de basura), plástico transparente para envolver productos (film), platos y vasos desechable

Para realizar una buena labor a la hora de reciclar, debemos tener en cuenta que tipo de residos son los que no debemos depositar en ellos, tales como:

Aerosoles vacíos, biberones, bolígrafos, cajas de madera o de cartón, calculadoras, calderos de cocina, cepillos de dientes, cintas de vídeo y música o CD, cubiertos metálicos o plásticos, cubos de plástico, electrodomésticos, envases de vidrio, guantes de goma, juguetes, materia orgánica, objetos de metal que no sean latas; papel y cartón, persianas, pilas, sartenes, tuberías de PVC.

Aparte de seguir una serie de recomendaciones como la de vaciar siempre el contenido que queda en el envase, intentar que los envases estén lo más limpios posible para facilitar el trabajo de los operarios y evitar malos olores y proliferación de plagas, depositar los envases plegados o compactados para ahorrar espacio y no introducir envases dentro de otros para facilitar su separación y posterior reciclado.

Leave a Reply