«

»

Mar 07

Papel y cartón ¿Dónde?

Share Button

A la hora de deshacernos de los residuos que generamos es  muy importante tener en mente que si reciclamos estamos haciendo una buena acción para la conservación del planeta, por lo tanto, nunca sobra recordar dónde depositamos los residuos en función de su tipo. En esta ocasión, el papel y el cartón.

Para la recogida selectiva de papel y cartón se emplean, por lo general, contenedores de color azul y en el se depositan este tipo de residuos: Bolsas de papel, cajas de cartón, carpetas, cartón y cartulina, folios usados, hueveras de cartón, libretas, periódicos y revistas, sobres, y siempre con una serie de recomendaciones, como, plegar al máximo el papel y el cartón como ahorro de espacio, y retirar las grapas, canutillos y plásticos que acompañen a estos.

De igual manera que debemos conocer dónde depositarlo y qué depositar, es importante conocer que no depositar en el contenedor azul, el destinado a papel y cartón. Estos residuos son entre otros: Brik, envases multimateriales, fotografías, pañales, papel celofán, papel térmico, papel de aluminio, papel de cocina, papel plastificado o metalizado, papel higiénico, papeles con adhesivos, papeles sucios, platos, tazas o vasos de papel, servilletas.

Como datos importantes, una tonelada de papel reciclado evita la tala de 11 árboles adultos, y con la  fabricación de papel reciclado se ahorra 3 veces más energía que produciéndolo con pasta de madera.

Para el reciclaje del papel y cartón depositados en los contenedores azules, primero se realiza la recolección y separación del papel de los contenedores destinados a ello, los de color azúl. Una vez en la planta de reciclaje de papel, este pasa por el proceso de pastificación del papel, en el que se mezcla con disolventes químicos con el objetivo de separar las fibras del papel. Antes de pasar al siguiente paso, se separan todos aquellos materiales que no sean papel.

El siguiente paso del proceso de reciclado del papel, pasa por un centrifugado de la pasta, separando materiales por su densidad.

Para eliminar las tintas impresas en los papeles, se vierte la mezcla en grandes tanques donde se les aplica burbujas de aire. Es la conocida técnica de flotación a la que le sigue un lavado para eliminar partículas que todavía pudieran quedar.

El paso final, es opcional, el de blanqueamiento del papel. Se utiliza para ello peróxido de hidrógeno o hidrosulfito de sodio.

Leave a Reply