«

»

Feb 26

24 horas de un estilo de vida sostenible

Share Button

Desde el ahorro de agua en la ducha cuando comenzamos el día, cerrando mientras nos enjabonamos, el uso de luces de bajo consumo, apagar las luces en los lugares de la casa dónde no estemos, hasta el uso de luz natural y aprovecharla lo máximo posible. Con muchas pequeñas acciones, podemos tener un día sostenible.

Usando el transporte colectivo, se reduce el consumo de energía, se reduce la contaminación atmosférica, y ganamos en salud, y más aún si usamos la bicicleta, proporciona muchos beneficios para la salud a la vez que permite ahorrar dinero. Además, el ciclismo es, también, una manera de reducir la contaminación y congestión ambiental, haciendo de nuestras calles sitios más habitables.

Comprando productos locales, reduce gasto energético, y utilizando bolsas de papel o reutilizables, se reduce el consumo de plástico, con lo que evitamos contaminar y si consumimos menos carne y menos productos de origen animal, mejoramos nuestra salud, por lo que reducimos el número de enfermedades y el consumo de medicamentos. En el ámbito de los residuos, reciclar ayuda al planeta. Cocinar en casa reduce el desperdicio de alimentos y permite comer más barato. También ayuda a tener un mayor control, que no se puede tener con los alimentos procesados: mediante la preparación de nuestra propia tenemos un conocimiento más fiable de lo que contienen los alimentos que comemos y de dónde vienen.

Las fuentes de energía no renovables y representan una grave amenaza para el medio ambiente, así como para la salud de las personas. Con el fin de limitar el calentamiento global y sus peligrosos impactos sociales, debemos limitar su uso y favorecer las fuentes de energía renovables, como la eólica o la solar.

Si nos lo proponemos, lo podemos lograr.

Leave a Reply