«

»

Sep 22

Ecoladrillos

Share Button

Para ser  respetuosos con el medio ambiente, siempre recomendamos cumplir con el propósito de las 3R’s:

Reducir: Cuando necesites comprar algo, debemos valorar si es cierto que tenemos esa necesidad. Si debemos hacer esa compra, siempre podemos optar por productos responsables, que no tengan envases ni embalajes innecesarios, que sean de cercanías, etc.

Reutilizar: Muchas veces, un residuo puede volver a tener una nueva vida. Podemos convertirlo en otra pieza que si podamos utilizar o, simplemente, buscar un nuevo dueño que quiera y necesite seguir utilizando.

Reciclar: Cuando el producto llegue al fin de su vida útil, debemos siempre hacer uso de la retirada selectiva del mismo, desde el origen en nuestras casas para que todo aquello que llegue al complejo ambiental, pueda ser reutilizado de forma efectiva.

Repetimos una y otra vez que el mejor residuo es el que no se genera, así que volvemos al inicio de estas tres erres, pero es muy difícil hoy en día, comprar productos que sean 100% sostenibles y que carezcan, por ejemplo de todo envoltorio.

La mayoría de productos que compramos y utilizamos poseen plástico. El plástico lleva mucho tiempo en degradarse, por lo que supone un impacto en el medio ambiente si no es desechado de manera correcta. Como opción para la reutilización de residuos plásticos o residuos que poseen algún porcentaje de plástico apareció el Ecoladrillo. El Ecoladrillo consiste en botellas plásticas de menos de 3 litros, rellenadas con cualquier tipo de residuos plásticos y papel aluminio. Una vez terminado, puede servir como aislante acústico, térmico y antisísmico.

El ecoladrillo nos parece una idea muy interesante que nos permite reutilizar muchos de los residuos que actualmente terminan en el contenedor amarillo. Es la combinación de dos tipos de desechos que producimos en el hogar: las botellas PET y los envoltorios plásticos. (El ecoladrillo es cualquier dispositivo “ecológicamente amigable” que permita realizar algún tipo de construcción con él. El concepto clásico o el más popular es la botella PET rellena con residuos limpios, secos y muy apretados)

 

Fabricar nuestros propios ladrillos es muy sencillo:

1. Lava y seca las botella PET. Es importante guardar la tapa para cuando el ladrillo esté terminado.

2. Deja tu botella a mano para cuando tengas que desechar los envoltorios.

3. Rellena y compacta la botella con residuos plásticos, papel de aluminio, film, etc. Utiliza una varilla para compactar el material dentro.

4. Una vez que el material esté bien compactado y cuando ya no entre nada más, vuelve a tapar la botella. Ya tienes un ecoladrillo.

 

Ahora ya puedes empezar a construir de una forma mucho más sostenible.

 

image (4)

Leave a Reply