«

»

Jun 24

Una propuesta de economía colaborativa para la isla de Tenerife

Share Button

La reciente encíclica del Papa hablando de un modelo de sociedad no consumista, la economía  del bien común en que el sistema de mercado ya no se basa exclusivamente en el afán de lucro privado o la economía circular, en la que se  simulan las condiciones de la naturaleza, son claros síntomas de un cambio de paradigma en el que evolucionamos a un nuevo modelo económico.

Podemos decir que estamos a la búsqueda de un nuevo modelo económico para un mundo en transición, que es precisamente el lema de un evento que se celebra en La Laguna, entre el 25 de junio y el 2 de julio denominado Tenerife isla colaborativa 2015, organizado por el Foro de Economía Social y Colaborativa de Canarias, FOESCA.

El evento que se desarrollará en seis días entre el 25 de junio y el 4 de julio se presenta como una oportunidad de encuentro para personas que sean activar el cambio.

Los temas tratar en este encuentro son:

 

WEB economía colaborativa

Además, FOESCA ha lanzado un manifiesto para buscar apoyos para la economía colaborativa, con los siguientes principios:

 Ser parte activa de la transición

Vivimos en un mundo en transición. Nada volverá a ser como antes. Emerge un paradigma nuevo. Podemos construir nuestro futuro o dejar que otros lo hagan por nosotros. Trabajamos para empoderarnos como agentes del cambio.

Ensayar transformaciones

Queremos transformar. Más que ocuparnos de los efectos de un sistema que no funciona, pretendemos ensayar propuestas que remuevan sus causas.

Acción-reflexión-acción

Toca actuar. Es tiempo de aprender haciendo, de ensayar y experimentar. La reflexión se construye en el proceso, participativamente.

Participación directa y efectiva

Promovemos fórmulas de participación que aseguren la efectiva intervención e influencia de las personas y comunidades en todos los ámbitos de decisión que afecten a sus condiciones y calidad de vida.

Reclamamos un marco institucional y regulatorio que facilite los procesos de cambio y el desarrollo de iniciativas y prácticas colaborativas

Emplear la Tecnología como herramienta facilitadora

Defendemos el uso accesible y abierto de la tecnología.

El uso crítico y consciente de la tecnología permite acelerar el cambio de paradigma en que estamos inmersos; amplía nuestra capacidad de relacionarnos y trabajar juntos; nos faculta para asumir nuevos roles como creadores y productores; y, nos permite ensayar a bajo coste y ágilmente otras formas de afrontar viejos problemas.

Cooperación frente a competencia

Impulsamos la solidaridad, la empatía y la colaboración como valores que dignifican las relaciones humanas y las enriquecen.

Múltiples iniciativas y experiencias en marcha muestran que la cooperación y la colaboración resuelven con eficacia los problemas individuales y colectivos a diferencia del modelo basado en el interés individual y la competencia. Nos esforzamos por mostrar y extender su práctica.

Animamos y acompañamos procesos de emprendimiento colectivo que tienen como sujeto a las comunidades y que requieren nuevos métodos y marcos de actuación.

Reconocer la abundancia

Frente al paradigma de la escasez artificial, partimos desde la evidencia ilusionante de la abundancia.

Un entorno de conocimiento accesible, abierto y libremente compartido, de talento distribuido y conectado. Un entorno de ciudadanos y ciudadanas creadores y productores, de iniciativas colectivas de transformación, de tecnologías que amplían y dan mayor alcance a nuestras capacidades.

Gobernanza del Procomún

Frente a la dicotomía entre lo público y lo privado reivindicamos la existencia de una tercera categoría de apropiación, el procomún, integrada por todos aquellos valores, derechos y bienes que a través de su gobernanza en comunidad facultan el libre desarrollo de nuestras capacidades como seres humanos en condiciones de justicia y equidad.

Desarrollo a escala humana

Frente a procesos uniformadores, ineficaces e insostenibles de concentración y acumulación defendemos el derecho a la diferencia, lo pequeño y diverso, la ética del cuidado, el conocimiento abierto y compartido, la producción local distribuida y la conexión y la cooperación entre comunidades como medio para resolver necesidades globales.

Economía responsable y sostenible

Promovemos una economía orientada a un uso medioambientalmente y socialmente responsable de los recursos, al mantenimiento de los equilibrios naturales y al respeto a la biodiversidad y a la mejora de las condiciones y la calidad de vida de las personas.
Un nuevo modelo económico y social debe ser un modelo sostenible, por el que apostamos desde P+S.

Leave a Reply