«

»

Nov 19

La Unión Europea apuesta por las pymes como agentes del cambio hacia la economía circular

Share Button

La Unión Europea ha puesto en marcha un plan de acción ecológico para las pymes cuya finalidad es que las pequeñas empresas conviertan los desafíos medioambientales en oportunidades empresariales. Es la forma en que Europa aplica la Estrategia 2020 para convertir a la Unión en una economía sostenible, por medio de objetivos ambiciosos en materia de acción por el clima y la eficiencia energética.

Cuatro son los grandes objetivos de este plan:

 1) Proporcionar a las pymes europeas información práctica, asesoramiento y apoyo sobre  cómo mejorar su eficiencia en el uso de los recursos de forma rentable

2) Apoyo a los mecanismos de transferencia de tecnología eficiente para las tecnologías  verdes

 3) Facilitar el acceso a la financiación para mejoras relacionadas con los recursos y la  eficacia energética en las pymes

Lo interesante de este planteamiento es que se busca contribuir a la reindustrialización de Europa, mediante el desarrollo de empresas ecológicas. Para ello pondrá el acento en la ecoinnovación, destinando partidas de los fondos europeos para fomentar la competitividad de las pymes, que se centren en la eficiencia energética y en la utilización de fuentes de energías renovables.

Y todo ello dentro del giro hacia una economía circular que aumente el ahorro de costes y recursos al maximizar la duración de la utilización de los recursos, productos y componentes.

Es muy interesante la apuesta de la Comisión Europea por ayudar a las pymes a evitar las barreras legales, culturales o institucionales que les impiden formar redes para ser más eficaces en el uso de los recursos.

Algunas de estas barreras son la propia falta de formación en las empresas para encontrar soluciones que vayan en línea con la economía circular; los modelos de negocio y las tecnologías más usuales pugnan por mantener el actual insostenible modelo de economía lineal; existe aún una demanda baja de productos sostenible y además las empresas tampoco perciben de las autoridades administrativas señales concretas y claras de que estamos en la transición hacia una economía circular.

El programa Empresas Más Sostenibles incluye en su decálogo una serie de principios que van en la línea de esta transición hacia la economía circular que propugna la Comisión Europea,  como la reducción de la huella de carbono corporativa, una correcta gestión de los residuos, un consumo responsable y la responsabilidad ambiental. Si su empresa aún no participa, le animamos a sumarse a este movimiento que va a cambiar Europa.

Leave a Reply